All posts filed under: Reflexiones

Déjalo en 2017

Quedan aproximadamente unos 3 meses para el 2018. Antes de volver a reflexionar sobre cómo ha ido este año y volver a poner esperanza en viejos objetivos nunca conseguidos o crear imágenes mentales de cómo será el nuevo año, ¿porque no dedicas estos últimos 3 meses a hacer limpieza de viejos objetivos? Matar zombies, dicen algunos. Quizás lleves dos años sin cumplir un pequeño reto y después de varios intentos, aún ronda por tu cabeza; quizás hayas practicar el minimalismo y piensas constantemente en él pero no has ni empezado; o continuas procrastinando en una idea que sabes que, tarde o pronto, tendrás que poner en marcha. Déjalo todo en el 2017 y crea espacio para el 2018. Así de simple. Manos a la obra. Anuncios

Todo es horrible y no estoy bien: preguntas a hacerse antes de abandonar

¿Estas hidratado? Si no, toma un vaso de agua ¿Has comido en las tres últimas horas? Si no, come algo – algo con proteína, no solo simples carbohidratos. ¿Quizás algunos frutos secos o hummus? ¿Te has duchado en el último día? Si no, dúchate ahora mismo. ¿Has estirado tus piernas en el último día? Si no, hazlo ahora mismo. Si no tienes la energía para ir a correr o ir al gimnasio, solo anda alrededor de tu barrio, y continúa andando tanto rato como quieras. Si el tiempo es una mierda, conduce hasta una gran tienda comercial (ej. Target) y haz una caminada corta entre los pasillos que normalmente te saltas. ¿Has dicho algo bonito en el último día? Hazlo, ya sea online o en persona. Hazlo de forma genuina; espera hasta que veas algo realmente precioso sobre alguien, y luego díselo. ¿Has movido tu cuerpo al ritmo de la música durante el último día? Si no, corre mientras suena tu canción de EDM a tu tempo favorito, o baila por toda la habitación mientras …

El Permiso

Hoy en día la gente parece estar esperando. Cada día. Cada hora. Cada segundo. Pensando en empezar un año nuevo, iniciar un proyecto, comprar algo nuevo. A partir de ahí, todo será estupendo. Luego. Luego. Luego. No te estoy diciendo que tu momento actual pueda ser mejorable. Quizás lo es. Simplemente puedes apreciar el momento presente y la oportunidad que contiene para cambiar las circumstancias de tu vida. Sé ambicioso. Pero que en el futuro que imagines no resida tu felicidad. Date permiso para ser feliz, ahora.

Soy yo quién me define

Todo el mundo tiene cosas diferentes. Ropa diferente. Coches diferentes. Móviles diferentes. Pero lo que hace que uno sea o deje de ser diferente, es uno mismo. El problema es cuando nos dejamos definir por lo que tenemos. Acumulamos para parecer algo a los ojos de la sociedad, o quizás para hacernos creer a nosotros mismos que somos algo que no somos. Ahí, el minimalismo encuentra una solución. Ser minimalista significa reflexionar críticamente sobre lo que me define como persona y, a partir de aquí, escoger que debe me acompañarme en mi camino. Significa dar un paso atrás, parar y tomar perspectiva. Yo defino lo que tengo. Lo que tengo no me define. De un modo u otro, todos establecemos una relación con todo lo que tenemos. Aún así, no debemos olvidar que lo más importante es lo que define a mi como persona y no lo que poseo en mi vida. Soy yo quién me define. Nada más. Debemos definir para nosotros mismos lo que queremos ser. Luego, mirar en perspectiva que cosas, junto a mi persona, quiero que sean parte …

El momento más importante

Nota: Este artículo fue originalmente publicado por Leo Babauta, en su blog, zenhabits.net. Hay algo de lo que olvido mucho, y que tengo que recordarme a mismo constantemente: no estoy en camino hacia ninguna parte. Este momento no es un peldaño en el camino para llegar a otro lugar. Este momento es la destinación. Ya estoy aquí. No estoy en camino para llegar a un momento más importante. El momento presente es el momento más importante. Esto quizás vaya a sonar obvio para algunos de vosotros, pero yo me olvido mucho. No es obvio hasta que me lo recuerdo. Y aun así, debo convencerme, porque tengo una tendencia a no dar importancia a este momento y a pensar que los más importantes están por llegar pronto. Vamos a mirar rápidamente a unos cuantos ejemplos: Estás en la carretera, en el medio del tráfico, literalmente en el camino hacia otra destinación. Estás dándote prisa para llegar a otro lado. Pero en este momento, estando en el tráfico, frustrado, no es menos que cualquier otro momento en tu vida. …

17 años y 364 días

Hoy ha sido un día lluvioso. Después de estar delante del ordenador durante más de 3 horas, he decidido salir a andar por la calle. Y me ha venido un <<boom>> mental. De la nada, un pensamiento: a veces, todo lo que necesito es recordarme de dos frases. “No pasa nada. Está bien.” y “Gracias”   Cuando estás estresado, tienes miedo o estás enfadado. Utiliza estas dos frases.   Desde que tenía 15 años he leído libros de auto-ayuda. Me fascinan. ¿Qué hay mejor que mejorarse a uno mismo y crecer personalmente? Pero muchas veces, estas lecturas, como tantas que encontramos en blogs y vídeos vienen de un miedo personal. Leemos porque creemos que no somos buenos. Probamos todo lo que hacen los gurús porque creemos que no somos buenos. No nos damos permiso para ser felices aquí y ahora hasta que tengamos o hagamos hecho algo. He hecho esto miles de veces. Y lo hago. Comparamos y nos decimos que no somos tan buenos como los otros. Pero, hey, no pasa nada. Está bien.   …